Pachuca dio en el Gran Blanco: Sputnik y Kill Aniston en el Dunkelheit Bar.

 041

La noche del miércoles, el Dunkelheit Bar, sede del Circuito Indio en Pachuca, recibió a Kill Anistony a Sputnik, bandas con gran trayectoria dentro de la escena del rock en México.

La noche comenzó, era la hora, Kill Aniston se preparaba para subirse al escenario después de unas pequeñas pláticas con el equipo de audio se dispusieron a subir a demostrar de qué están hechos.

Sin decir una sola palabra, la banda comenzó a sonar, la canción “Cuando miras hacia el sur” sería la primera, aquella que abriría el set de la noche.

Después de cantar a todo pulmón, continuaron con “Los divorciados”, canción que según Josué, escribió cuando sus padres se divorciaron.

La luna siguió su camino hacia la cima, mientras se cantaba “Regresiones” y “Dudas”, éste último, perteneciente al nuevo material discográfico de Kill Aniston, llamado “Los ángeles de la  Ciudad de México”.

Llegó el turno de “Su nombre se deletrea T – R – A – C – I – Ó – N”, canción llena de sentimientos encontrados, con una letra directa y que a muchos nos dejó con escalofríos.

Después de ese trago amargo, el público hidalguense se dispuso a cantar “Lo siento pero es la verdad”, canción que se volvió un clásico de la banda, seguido de “cuando miras hacia el norte”, también perteneciente al nuevo disco.

Las melodías no paraban, ya que muchos llegaríamos a casa y nos levantaríamos con los “Buenos días sin café”, canción que ya tiene derecho de antigüedad,  continuando por “Afortunados” y “Los éxitos y las derrotas se comparten”,  hasta llegar a “Nadie te conoce como yo”.

El set terminó con “Lago de plata” y “La modelo del año”, canciones perfectas para dejarnos con ganas de más.

Era el turno de Sputnik, agrupación que Hidalgo no tiene nada descuidada, ya que siempre son recibidos con aplausos y buena vibra.

Empezó a sonar un pequeño intro que la banda tenía preparada, para después soltarse e iniciar con “Cien Inviernos”, que extrañamente, era la canción con la que cerraban en la gira pasada.

Continuaron con “Derecho al amanecer”, perteneciente a su disco más reciente “Gran Blanco”.

Llegó la hora de decir todo aquello que no podíamos dejar adentro, con “Confesión”, primer sencillo de su último disco, seguido de “Mejores tiempos”, en donde el coro cantado por los fans asistentes lograron hacer estallar al Dunkelheit.

“Montana” sonaba mientras se acercaba la media noche, y aunque José se mostraba enfermo de una fuerte tos, eso no lo detuvo para romperse con “Sin disfraz”, “Gran Blanco” y “Viceversa”.

El show terminaba, no sin antes recordar aquellos “Días de trueno”, donde perdíamos el sueño.

El grupo originario de la capital del país, cerró con “Mafia”,  sencillo que sin duda le ah dejado mucho a la banda, con un coro repetitivo y pegajoso, cerraron su participación en la capital Hidalguense.

Sin duda, fue una gran noche, donde todos pasamos una noche de miércoles mejor que ninguna, demostrando así, que en Pachuca puede haber un gran show entre semana.

Deja un comentario