La delicadeza del ser saciado de poder: Dromedarios Mágicos y Daniela Spalla en el Dunkelheit Bar.

Texto: Lino Angeles/ Fotos: Aristrocks

 

Un ciclo más está a punto de culminar, y en esta ocasión no había excusa que nos detuviera a sentir nostalgia, sobre todo teniendo a Dromedarios Mágicos y a Daniela Spalla sonando de fondo, ambos artistas pertenecientes a Circuito Indio, quienes en esta ocasión les tocó ser blancos y fuentes inagotables de sentimientos a flor de piel, teniendo como sede al Dunkelheit bar.

El pimero en subir a escenario fue Javier Fuentes, quien fue el apoyo local en esta ocasión.

Los misterios, las nostlagias, los amores imposibles, las derrotas y los sueños guajiros (como él explica que es de lo que trata su música) fueron lo que predominaron su su set.

Continuó el turno de Daniela Spalla, artista independiente que es otra razón para empoderar al género femenino a alzar la voz y escribir música.

Con temas como «Amor Difícil» (Que personalmente es mi favorita), «Prometí y «prefiero olvidarlo», y que en conjunto con el público, hicieron hacer notar una brutal calidez en todo el venue.

 Y para concluir con tan espectacular evento, llegó Dromedarios Mágicos a ponernos más tristes (¿más?, sí, más) aún.

Este individuo se caracteriza por poseer letras profundas y acordes simples que se apoderan  de todo oído que llegue a el.

Actualmente se encuentra promocionando su gira (junto a Circuito Indio) y nuevo disco titulado «Estudios Universitarios», obviamente ya está entre nuestros favoritos de este año.

Deja un comentario