Noche de Ska en C3 Stage

Por: Texto y Fotos: Keyla Yus

 

 

Como ya es costumbre cada fin de semana C3 Stage se llena de grandes shows por parte de Circuito Indio y como era de esperarse este fue uno de ellos.

Los encargados de abrir el show de esta noche fue Thell Barrio banda de Hardcore originarios de Zapopan, Jalisco ya conocidos por muchos de la escena tapatía.

Fue una sorpresa para muchos el que esta banda local fuera la encargada de abrir el show, pero el contraste de géneros hizo una mezcla única y agradable, llena de energía para comenzar la noche.

Y como es de esperarse en cualquier show de Thell Barrio el Mosh pit  se hizo presente.

Después de un set prendido,la banda agradeció por la invitación y nos dejaron en manos de

Nana Pancha.

Desde el inicio arrancaron con todo, los asistentes no se la pensaron dos veces para empezar a bailar al ritmo de su música, dejando un circulo en el centro para quién quisiera entrarle al slam.

Con un setlist  variado, recorriendo desde sus rolas más nuevas hasta las más viejas, no hubo persona en el venue quien no cantará junto con la banda cada una de las canciones.

Si bien la banda se caracteriza por su sencillez y siempre busca la forma de estar más cerca del público. Esta vez invitando a quien se quisiera subir a cantar con ellos en el escenario o también preguntando que rola querían sin importar que estuviera en su setlist o no, que a de decir verdad no hacía falta porque sabían cuáles eran las favoritas del público.

 La diversión no se hizo esperar y surgió un momento interesante cuando Abraham alias el «Muñeco» (vocalista) dijo que regalaría una playera a una chica del público que subiera al escenario,siendo tres las valientes en subir al escenario,no sin antes saber que para ganarla tenían que intercambiar la playera que trajeran puesta por la de la banda.

Y así fue como a manera de votación se decidió a la ganadora y esta intercambió su prenda.

 Y así llegó a su fin el show, convirtiendo una noche tranquila de jueves en una gran fiesta,llena de buena vibra, buena música, cervezas y sobre todo un buen ska.

Deja un comentario