¿Dónde estabas Hello Seahorse?: La intimidad y el regreso a los escenarios

Texto: Ilean Zúñiga/Foto: Lunambula

 

 

Hello Seahorse se ha caracterizado por la delicadeza y vehemencia con la que se presentan frente a su público. De una manera sutil envuelven a sus fans en un juego de ritmos e instrumentos y la voz de Denise Gutiérrez transporta directamente a la tranquilidad.
Luego de un descanso la banda regresó a los escenarios para dar un recorrido a su carrera musical. En esta travesía que estuvo estructurada para verdaderos fans, Hello Seahorse tuvo una misteriosa presentación en el Teatro Metropolitan.

Luego de las participaciones de Dromedarios Mágicos con su Pop Folk y Bicho Blanco, con su Electropop alejado del Hip Hop de los Guadaloops banda de la cual ambos forman parte (Ferdi y Bernando), el escenario del Metropolitan se iluminó para dar paso, entre eufóricos gritos y aplausos, a los defeños.

0216.1
0216.2

Denise, Joe, Fernando y Bonnz tomaron inmediatamente sus posiciones y “Buen Viaje” dio inicio la velada. Seguida de “Alicia” y “Bestia” esta última terminó por detonar recuerdos de los presentes y sin duda fue de las canciones más esperadas. Le siguieron “7 días”, “Oso Polar”, “Miércoles”, “Bosque”. Para este momento Denise apenas había dirigido un par de palabras para su público. Agradeció la paciencia y se dijo feliz de regresar a los escenarios. Sí bien el show no fue enérgico, ella no paró de moverse de un lado a otro del escenario.

Continuaron con “Dónde estabas (azul)” canción que recientemente estrenaron por medio de sus redes sociales. “Frontera”, “Criminal”, “Arumina”, “Me Has Olvidado”, “Velo de Novia”, “Artista”, “Para mi”, “Tristes”, “Al Fuego”.
El encore estuvo conformado por: “Moloko”, “Me He Convertido”, “La Flotadera” donde la gente no paro de bailar al ritmo de la música. La fiesta estaba por terminar pero la gente parecía creer lo contario , “Un Año Quebrado” siguió para finalizar con “Fieras”.

Estamos seguros que este setlist estuvo hecho sólo para fans y que los presentes disfrutaron de principio a fin pese a la iluminación tan saturada que por momentos nos hacía creer que la banda no quería que se les viera totalmente en el escenario. Ese tono de misticismo, intencional o no, provocó que la incertidumbre creciera entre los presentes. Pensamos incluso que habría algún invitado sorpresa y no fue así. De cualquier manera, parece ser que los instrumentos de la banda logran llenar cualquier espacio. Desde las escaleras del metro San Lázaro (2009) hasta un escenario en Coachella (2012)

0216.7

Deja un comentario