Monterrey: Asi vivimos a Jorge Drexler en el Auditorio Rio 70

Con motivo de su gira ‘Salvavidas de hielo’, Jorge Drexler se presentó en Río 70

La noche del domingo 25 de febrero, Jorge Drexler cautivó a los asistentes de su concierto entre anécdotas, confesiones y múltiples agradecimientos.

El percusionista fue el primero en salir al escenario a las 21:45 horas y poco a poco el resto de la banda se incorporó para dar paso a Drexler, quien apareció en medio de aplausos y gritos que coreaban su nombre. La canción ‘Movimiento’, la cual pertenece a su más reciente álbum, ‘Salvavidas de hielo’, fue la primera en ser interpretada y dar comienzo a una velada mágica.

Tras apenas seis canciones, y con una bebida en mano, Jorge optó por disfrutar de la banda desde un costado del escenario por espacio de un par de minutos para después tocar ‘Universos paralelos’.

El compositor uruguayo hizo énfasis en repetidas ocasiones en la estructura esférica del recinto, el cual comparó con una cúpula, además de la gran acústica y deleitante silencio que se podía apreciar ahí dentro.

‘Asilo’ se sumó al repertorio tras una breve anécdota en la cual Jorge contó que la canción, la cual describió como una canción ranchera existencial, había sido escrita en Monterrey.

El ganador de un Óscar por mejor canción original con ‘Al otro lado del río’ en el 2004, dio las gracias en múltiples oportunidades tanto a su banda como a su productor, además de a los espectadores, de los cuales destacó la entrega. Asimismo, interpretó ‘Pongamos que hablo de Martínez’ y agradeció a Joaquín Sabina por aconsejarle vivir en España, decisión que cambiaría su vida de forma inimaginable. De igual manera, dedicó ‘Alto al fuego’ al difunto cantautor y escritor uruguayo Alfredo Zitarrosa.

Tom Petty, músico y productor estadounidense que falleció el año pasado, también fue homenajeado por Drexler al tocar ‘I’m free falling’.

El repertorio contó con más de 20 canciones, entre las que destacan: ‘La trama y el desenlace’, ‘Silencio’, ‘Fusión’ y ’12 segundos de oscuridad’, entre otras.

El músico uruguayo y su banda amagaron con dar por finalizado el concierto en un par de ocasiones pero regresaron a escena para concluir interpretando ‘La luna de Rasquí’ y ‘Quimera’ con todos los asistentes de pie y bailando al ritmo de sus letras.

Deja un comentario