McCartney Is In Da’ House!!

Una producción de estudio siempre depende de las intenciones del artista/banda y también de el gran talento que éste ponga sobre la mesa.

Sobre todo cuando se pertenecía a una gran banda y después de años de gloria y a su vez amargo trayecto llega el momento en el que el dedicarse a ser un artista en solitario es tener la atención sobre tu persona y cumplir con ese gran reto de imponer tu sello propio.

Esta vez quisiera platicarles sobre un álbum que en lo personal es de mis favoritos, es un álbum que escucharía de principio a fin sin interrupción o brincar alguna canción.

Se trata del segúndo álbum de estudio del señor Sir Paul McCartney, lanzado el 28 de mayo de 1971, aún reciente la separación de la famosa banda The Beatles, nos regala el que es considerado uno de sus mejores trabajos realizados, se trata de «RAM», un álbum que está bastante elaborado, con muy buena producción y de la mano de famosos «mensajes» que el público rumoreó hacia su ex compañero de banda John Lennon.

RAM es la muestra de que McCartney era capaz de explotar una creatividad muy interesante, desde la participación de su esposa Linda, hasta la participación de La Orquesta Filarmónica de Nueva York.

El álbum en cuestión se divide en 12 canciones (6 canciones en la cara A y 6 en la cara B); y posteriormente en una reedición de dicho material serían 14 canciones en total, donde las anexada fueron «Another Day» y «Oh Woman, Oh Why».

En la Cara A del álbum se encuentran canciones como Too Many People, que es bastante conocida por la pequeña crítica a la relación de su ex compañero de banda con su pareja Yoko Ono, el cual tiempo después le contestaría con la canción How Do You Sleep?.

También se encuentra Uncle Albert/Admiral Halsey que tiene un arreglo de metales bastante interesante, y a su vez un cambio de velocidad durante la canción aumentandola durante los estribillos y coros, y regresando a un velocidad lenta en los versos.

En la Cara B tenemos joyas como Monkberry Moon Delight, una canción para mi gusto bastante movida, con un piano eléctrico bastante sucio que marca la base de la canción y una voz de McCartney bastante ruda que eriza la piel.

Asi que si quieres algo vintage para escuchar este fin de semana, te recomiendo este disco que para mi gusto es un 10 de 10 total.

Link:

*Spotify:

Deja un comentario