The Plastics Revolution, Charlie Rodd e Indios en el Lunario del Auditorio.

Reseña & fotos: Ilean Zúñiga

La mezcla de géneros fue lo que caracterizó la presentación de dos proyectos mexicanos y unos argentino en el Lunario del Auditorio. The Plastics Revolution, Charlie Rodd e Indios se encargaron de las emociones de un público entregado a los tres proyectos a cambio de sus gritos y aplausos.

En conferencia de prensa, los músicos me sonaron que esta gira ya venían planeando se desde hace un tiempo y quizá fue eso mismo lo que hizo visible la comunión en el escenario entre las mismas bandas, ya que pudimos observar entre presentación y presentación el apoyo incluso como staff que unos a otros se brindaron.

La banda encargada de abrir el evento fueron los capitalinos The Plastic Revolution quienes además de complacer musicalmente a sus fans, les hicieron pasar un show ameno y con una cálida interacción en todo momento. La banda tuvo el detalle de jugar con flores en el escenario para después ir regalandólas de un lado a otro al público. Mientras el escenario parecía la pista principal de una fiesta, la gente pudo disfrutar de temas como «Cuernavaca«, «What a Surprise«, «Cámara Lenta» y «Comemundos» entre otros. La banda no dejó pasar la oportunidad para agradecer a la gente su compañía y tras un show breve pero memorable se despidieron de la gente para darle paso a Charlie Rodd.

Charlie Rodd, el músico que ha sobresalido en los esquemas del Folk nacional, hizo su aparición en el Lunario del Auditorio, entre gritos de los fans que desesperados pedían ya su aparición, con una camisa, pantalones entubados y unas clásicas botas color café dignas representantes del norte y con una entereza similar a la que tuvo cuando fue acto abridor de Jake Bugg o de Miles Kane. Además en esta ocasión presentando «Soñar Contigo» perteneciente a su reciente producción, el músico tocó temas ya conocidos como «Lo Que Siento«, y «Estrellas en el Mar» que acompañado de la voz del público, hicieron de esta última, una de las canciones más coreadas de la noche. El originario de Nuevo León también ofreció unas palabras a la gente que ahí se encontraba reunida y tras un par de temas más se despidió del público para pasarle la estafeta a los argentinos.

Tras algunos minutos de espera por el montaje del equipo, el turno de Indios comenzaba y con la aparición de todos los integrantes en el escenario a excepción de Joaquín, el nombre de la banda era coreado luego de un ya clásico «Olé, olé, olé» a lo que Nicolás el guitarrista respondió con una sonrisa y un agitar de brazos para alentar al público a mantener esa bulla. El silencio se vio interrumpido por los primeros acordes y mientras el show comenzaba, Joaquín apareció en el escenario desatando nuevamente la bomba de eufóricos gritos.

Algo que ha caracterizado a muchas de las bandas argentinas que son aclamadas en nuestro país es la sensualidad, lo sexual y lo desinhibidos que se muestran tanto en presentaciones en vivo como en su concepto como banda. Indios no es la excepción y de una manera muy elegante, Joaquín sedujo al público no sólo con su voz sino también con sus movimientos corporales que invitaron en todo momento a un Lunario del Auditorio a bailar de una manera lenta y pegadada al cantante. Pusimos escuchar «Vení«, «Ya Lo Sé«, «Jullie«, «Ya Pasó«, «Me da Miedo el Amor«, «Lucidez» y varias más. Joaquín en repetidas ocasiones se acercó al público para cantarles lo más cerca posible. La mirada de las chicas lo desia todo, había valido la pena estar ahí esa noche para ver a Indios. Con este show en el Lunario, los argentinos dejan claro que ya son una banda bien recibida en nuestro país sin importar el foro donde se presenten.

Esta breve gira finalizará el próximo 30 de Mayo en el Foro Nahual en Teotihuacan, Estado de México, así que si te perdiste este evento aún tienes oportunidad de viajar a la ciudad de los dioses y disfrutar de tres proyectos que la están rompiendo en nuestro país.

Deja un comentario