Tiger Army en El Plaza Condesa

Fotos: Samantha Guadalupe Robles Robles
Reseña: Alexis Téllez Montaño

Siendo fundada por allá de 1996, Tiger Army continúa manteniéndose vigente con el lanzamiento de su más reciente álbum de estudio, Retrofuture, y es que después de cuatro años de espera el trío liderado por Nick 13, presentó en vivo nueva músicapara el deleite de los fans. Y para despedir el 2019 de la misma forma especial acomo lo iniciaron, eligieron a la Ciudad de México como la sede de su último concierto del año con un Plaza Condesa que desbordó una energía que hizo vibrara propios y extraños.

La noche comenzó con una gran actuación por parte de Los Pardos y posteriores Eddie & Los Grasosos, que poco a poco hicieron que la gente se reuniera llenando cualquier espacio disponible en el lugar.

Chamarras de cuero, vestidos, pantalones y playeras negras fueron los primeros indicios del ambiente que se estaba por vivir. Finalmente la emoción de los fanáticos más entusiasmados que esperaban hasta enfrente impregnó cada rincón del Plaza, las luces se apagaron, Tiger Army salió, y el público mexicano se rindió de principio a fin a pesar de haber transcurrido tan sólo un año de la última presentación de la banda en la ciudad.

Apenas iniciaba la tercer canción, In the afterworld, y la euforia de la gente salió aflote por completo, siendo aquella una de las primeras canciones coreadas con cantos ensordecedores. Mejor aún, poco después un pequeño pero enérgico MoshPit comenzó a formarse en medio de la pista, materializando la calidad de los tres músicos por tocar con suma maestría y soberbia su repertorio emblema, pero guardando un lugar para lo nuevo.

Y es que uno de los puntos fuertes de la primera mitad del concierto fue justamente lo bien balanceadas que estuvieron las canciones, ya que de un momento a otro las personas pasaron de aventarse y agitar la cabeza al ritmo de la batería de Mike Fasano, a tomarse en pareja y bailar suavemente al compás de Dark and Lonely Night.

Nick 13 y compañía no desperdiciaron ni un momento, y más allá de un brevesaludo cordial o una dedicatoria (bien recibida) al pueblo mexicano como lo fue Devil Girl, los espacios entre canciones eran casi inexistentes. Pero en realidad en estepunto no había mucho que decir, una que otra persona surfeaba sobre la multitud, los coros del público subían o cuando menos se mantenían con la misma intensidaden cada canción tal como se escuchó en Cupid Victims, Devil that you know (que logró traer el Mosh Pit nuevamente y con mayor energía) o Fuck the World, Djordje Stijepovic se lucía haciendo trucos con el contrabajo, y la expresión de los tresmiembros denotaba un enorme placer de estar en nuestro país por tercera vez en
su historia.

GALERÍA COMPLETA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s