Valdo Rodríguez En Multiforo 246, acompañado por Ellioth & Arial

Fotos & Reseña: Alexis Téllez Montaño

Algunos conciertos se caracterizan por su enorme capacidad de asistentes, escenarios gigantes y una decoración barroca en los mismos, hay muchos otros que son recordados más bien por lo íntimo que fueron. Sin ahondar mucho en cual de estos espectáculos pudiera ser el preferido, es imprescindible decir que cada uno deja vivencias nuevas y únicas que marcan el gusto musical, la sensibilidad y la pasión de cada persona. Algo así se vivió el sábado 07 de diciembre en el Multiforo 246.

La maestría y actitud que un músico necesita para generar una conexión con el público y crear un ambiente idóneo para celebrar la música, siempre es una tarea excepcional independiente al espacio. Afortunadamente el dueto mexicano Arial, compuesto por Rodrigo Barba y Álvaro Arismendi, logra en muy poco tiempo empatizar con la audiencia y hacernos bailar con cada una de sus canciones.

Buen humor y un goce absoluto por cantar y tocar instrumentos son quizá algunas de las razones por las que lograron gustar al público del pequeño venue. Sin mencionar las bien logradas combinaciones de solos de guitarra y diversos arreglos musicales que logran transformar a este electro-pop en algo mucho más atractivo y estimulante, superando incluso a las versiones de estudio.

Así, la primera de tres bandas en este modesto festival (si así se le puede llamar), cumple con las expectativas y empieza poco a poco a reunir audiencia e impregnar el ambiente de una energía positiva.

Posterior a un breve intermedio llega el turno de Ellioth Montes, que a pesar de enfrentarse con algunas fallas técnicas menores que impidieron al guitarrista hacer los coros de algunas melodías, se presentaron como un número sólido que encendió a la pequeña multitud y comenzó a dar indicios del verdadero ímpetu que iba tomando forma.

Este chico y su banda sin duda alguna demostraron a lo largo del concierto momentos memorables, secundando a Arial, superan expectativas y brindan a los espectadores grandes pistas para bailar, aunque igualmente para reflexionar e incluso conmoverse con la letra de canciones como Te adelantaste a tu época.

[Arial & Ellioth]

Finalmente ya con el lugar casi a su máxima capacidad, con un público mayormente joven e impaciente, llega el turno del esperado Valdo Rodríguez, que desde el primer momento llevó los ánimos de la gente al máximo y expuso la enérgica emoción semi escondida entre la audiencia. Gritos, cantos y bailes inundaron el inmueble mientras Valdo hacía lo propio entregándose a las personas.

El espectáculo fue impecable y la conexión que se formó entre él, la banda y el público dejó mucho para dar un gran concierto que cerró con broche de oro ésta muestra musical de los talentos más nuevos, independientes y alternativos que la Ciudad de México tiene por ofrecer, con sonidos interesantes, letras profundas y un gozó por hacer e interpretar música.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s